24.3.17

Reseña: Cayendo por el Cautivo.

Título Original: Falling for the captive.
Autor: Marcy Jacks.
Año de Publicación: 2014.
Género: Romance - Fantasía.
Dragones y lobos.
1 | 2 | 3 | 4 | 5 | 6 | 7 | 8 | 9 | 10 | 11 | 12 | 13 | 14 | 15 | 16 | 17

Recomiendo no leer la sinopsis, porque cuenta toda la historia. 
El lobo beta Tom Parker sólo quería proteger a su hermano pequeño. No quería trabajar para los Templarios en la caza de dragones. Para empeorar las cosas, uno de los dragones que trajo es su compañero predestinado.
Grant Hamilton está disgustado cuando un lobo se acerca a él por sexo, aunque él no puede negar el deseo que siente por Tom, quien es guapo, por lo que decide aceptar, pero sólo por placer. Pero tampoco puede negar la necesidad de proteger a Tom cuando el lobo le ayuda a escapar.
Ahora Tom está cautivo entre los dragones, y aunque tiene a su hermano devuelta, él es miserable porque el apareamiento es unilateral, y todo el clan de Grant odia su existencia. Aunque Grant intenta permanecer lejos, no puede, y cuando se entera de que Tom se acopló con él antes de ser ordenado por los Templarios, hará todo lo que esté en su poder para compensarlo por su mal comportamiento.
Esta reseña contiene spoilers del libro anterior en mi resumen. El resto está libre de ellos.
   ¡Hola, soñadores! ¿Cómo están? Espero que disfrutando el día. Con lo que me refiero que no esté tan frío como está la cosa en mi pueblo. Y como dije en la reseña anterior, es que se me da de los nervios ponerme guantes por el frío, porque siento los dedos demasiado gordos y luego no soy capaz de escribir igual de rápido que como lo hago normalmente. Bueno, que son gajes del oficio y yo estoy de igual forma feliz ante el hecho de poder estar escribiendo esta reseña.
   Porque, ejee, ya lo notaron, ¿no? es el segundo libro de la serie Dragones y lobos escrita por Marcy Jacks y, es en pocas palabras lo que más suelo leer (en fanfictios), así que el hecho de encontrar una historia así publicada pues me vuelve una fangirl loca. Esta historia me ha gustado en ciertos aspectos más y en ciertos aspectos menos que la primera, pero de eso hablaré en unos segundos. La nota media ha sido de tres coma seis; pero a pesar de que no es taaan alta, quiero decir que lo he disfrutado bastante, así que si les gusta la homoerótica no duden en leerlo. Juro solemnemente que les va a gustar. ¡Empecemos!
   ¿De qué nos habla la historia? 
   Tom Parker, uno de los lobos que estaba acompañando a los Templarios en la caza de dragones contra el clan de Aris, acaba de llegar, después de haber huido, a la Iglesia en donde tienen encerrados a los dos dragones negros que pudieron conseguir. Pero se encuentra en una situación bastante peculiar, porque nada más ver uno de los dragones, lo entiende, es un compañero destinado. Ahora Tom no sabe cómo sentirse, ¡a ayudado a capturar al que es el amor de su vida! pero si no lo hubiera hecho, sus posibilidades de recuperar a su hermanito Brandon, de tan solo cuatro años, a quienes los Templarios tienen secuestrado, se hubieran vuelto casi nulas. 
   Lo malo del asunto, es que el líder de los Templarios se da cuenta de lo que acaba de suceder entre el lobo y aquel ser que ellos creen del demonio. Así que deciden chantajear a Tom: si él se acopla con el dragón y en medio de todo eso, saca información acerca de cómo llegar a pie hasta la montaña donde está todo el clan, van a dejarlo ir junto a su hermano. Y para agregar más peso, en esa oferta, también va a dejar ir al resto de lobos junto con sus cachorros. Por supuesto, Tom no puede rechazar esto, ¿con qué cara miraría a su manada? pero tampoco puede hacerle eso a su compañero. 
   Grant Hamilton, uno de los hermanos que acompañaba a Aris cuando fue a visitar a la manada de Conner (digamos así para que yo no vuelva a sufrir), está indignado cuando además de que se llevan a su hermano mayor, Fraser, despierta desnudo en una sala fría junto a un pequeño chico de ojos verdes azulados, que lo único que busca es acostarse con él. Grant no es tonto, él vio al chico con los Templarios, sabe de lado de quién está y aventura, acertando, qué es lo que quiere de él. No tiene pelos en la lengua en ningún momento para decirlo, a pesar de estar cautivo. 
   Pero, sin embargo, y a pesar de sus fuertes deseos de matar a cualquiera de esas personas que se aparezca en su camino, Grant no siente ningún deseo de dañar a Tom y se encuentra incluso pensando que es valiente y lindo.
   ¿Qué pasará?
   Personajes. 
   -Tom Parker: Mejor conocido como, me quedo callado y no cuento lo que siento. Venga ya, el personaje me ha gustado. Me parece al igual que Conner bastante lindo, siempre fuerte por todos aquellos a los que ama y dispuesto a darlo todo por su familia. No me ha gustado tanto como Conner, pero es que él tiene un talento natural para que se ame inmediatamente aparece; pero si me ha parecido que comparte bastantes de sus características, se me hace un personaje admirable, por cómo lucha y lo fuerte que llega a ser en distintos escenarios. Le ha tocado duro, por lo menos desde que está con los Templarios y a pesar de que suele llamarse cobarde a sí mismo (y es por esto que lo he apodado así), al final del día siempre termina haciéndolo todo bien.
   Tom es un personaje con bastantes matices y vaya, si me encanta ese nombre, pero esa es otro asunto; y sigo sorprendiéndome de decir esto cuando la trama es romance con historia. Probablemente no se hace mucho hincapié en las cosas de la vida que lo han marcado, y vamos que para ser un protagonista, sabemos muy pocas cosas acerca de él, pero creo que lo que es esencial si lo han dicho, y podemos comprender a la perfección muchas de sus actitudes. No lo han idealizado, ni colocado como un ejemplo a seguir, porque comete errores que no pueden contarse ni con las dos manos y eso lo hace mucho más real. Lo que de pronto no me cuadra mucho es que físicamente sea hermoso, pero, esto podría pasarlo, porque es Grant quien lo dice y a ojos de los demás, por que sí, tenemos unos capítulos narrados por otro personaje que apareció en el primer libro, no es de la misma forma. En general, Tom me ha gustado bastante.

-Después de que el Gran Dragón se escapara, tengo todas las razones del mundo para que me importe.
-Eso no fue culpa nuestra. Si quieres culpar a alguien, culpa a los Templarios que mató el Gran Dragón. Los idiotas tienen la culpa.
-Y ¿qué pruebas tienes de eso?
-Que están muertos-, soltó Tom

   -Grant Hamilton: Pues como ya saben mi gran fijación por los dragones, no voy a tocar el tema de la apariencia con él. Saben de antemano que lo han descrito maravilloso y yo estoy de acuerdo con la autora si lo hace el bombón más sexy del mundo, aunque, al igual que me pasó con Tom, pues en este caso sigo prefiriendo a Aris, cosa que me ha sorprendido un poco, porque cuando los gemelos (Grant y Fraser) salieron en el libro anterior yo estaba más que enamorada. Deben haber sido las circunstancias poco propicias en las que nos encontramos con Grant esta vez. Pero en general también me ha gustado bastante.
   Me ha dolido un montón este personaje por razones que no puedo decir. Pero me ha encantado descubrirlo un poquito más, ya en el primer libro me quedé con ganas de saber su historia, y se me ha cumplido bastante rápido. Grant tiene muchísimos matices y a diferencia de Tom, se hace un poco más de énfasis en este, tanto así que viajamos al pasado (no literalmente, of course) para conoce un poco más de su historia y yo he quedado fascinada. Al igual que Tom, la autora no lo ha planteado como un ejemplo a seguir, gracias a Zeus y pasa lo mismo, que se le atribuye bastante belleza, pero puedo entenderlo, porque esto es solamente a ojos de Tom, no es como si todo el mundo caminara chorreando babas detrás de él.
   -Otros: Bueno, que en esta ocasión podría destacar a Brandon, el hermano menor de Tom, que me pareció muy adorable, aunque solo lo vimos de pasada y no puedo opinar mucho sobre esto. Como el anterior libro, éste no se centra mucho en personajes secundarios, cada cual va a tener su momento. Y les aviso, que no hay historia con Brandon, que recién lo conocí me puse a buscar entre los demás libros, y pues resulta que no. En fin, que para los que les gusta el shota pues no. Sin embargo, aún hay un montón de personajes que pueden aparecer.
   Estilo de escritura. 
   Al igual que en la historia anterior, el ritmo sigue siendo bastante ágil y muy ameno. Esto, ayudado a que son libros con poco más de cien páginas, hace de la historia algo bastante ágil y que se devora en cuestión de unas cuantas horas. El lenguaje es muy cercano, solo que realmente recomiendo que se busque un poco de cuestiones de cambia-formas, sobretodo lobos, para que algunas de las situaciones no les lleguen a parecer ridículas o inverosímiles.
   Que además, esta vez se ha tocado un poco el tema del embarazo masculino. Y bueno, que he quedado con mucha más cara de tonta, porque si antes ya me hacía la idea tonta de qué saldría entre un dragón y un lobo, pues esta vez me ha hecho caer en cuenta de algo más. Y es que los dragones son reptiles, por tanto colocan huevos y los lobos son mamíferos y cargan al bebé en su vientre. ¿cómo se va a dar esto? ahora si me he muerto de la curiosidad. Y ya, dirán que soy tonta por no darme cuenta antes. Probablemente lo sea, sorry. Pero para los que andan despistados como yo, pues ahí lo tienen.
   La descripción de lugares es bastante poca. Creo que esta vez se han excedido mucho más que en el anterior, y casi no hay nada que podamos ver y se centra bastante más en los personajes, pero tampoco de una forma descriptiva, sino más bien sentimental. Que me ha agradado bastante, porque siendo una historia tan corta hay cosas que tienen que dejar de lado.
   Puntos. 
   ➜Positivos. 
   1) Erotismo: Me encanta decir que siento que se la han currado muchísimo más en este aspecto que en el libro anterior. Pero no me malentiendan, que antes también estaba muy bien. En esta ocasión, puede que no sea tan suave y bonito como lo conocimos con Aris y Conner, pero es principalmente por la situación en la que se da el primer encuentro, que como ya vieron, es casi una obligación por parte de ambos, que se podría decir que ambos están cautivos. Sin embargo, los siguientes encuentros sexuales son más bonitos, hay un montón de sentimientos ya de por medio que hacen la acción algo menos yo no hago el amor, yo follo. Duro; y eso es lo que normalmente hace que me gusten más las situaciones, así que manito arriba.
   Además de eso, las escenas en su totalidad se entienden a la perfección y cada una de ellas provoca morbo, porque la autora no nos quiere narrar dos situaciones iguales en ningún momento, no señores, busca como irnos dando otro tipo de cositas y en situaciones bastante diferentes, por lo que no llega a ser realmente aburrido en ningún momento.
   2) Mensaje: Como he dicho alguna vez, las reseñas mías no lo serían si no me encargo de destacar que éstas tienen algún mensaje para nosotros. Un poco escondido, pero que al fin y al cabo está allí tocándonos sin que nos demos realmente cuenta.
   →La familia: Tanto Tom como Grant, saben que la familia es parte fundamental de sus vidas y harían cualquier cosa por ella. Esto es lo bonito, ver cómo luchan cada día para que aquellas personas a las que aman puedan estar felices y junto a ellos. Que bien, acepto que aquí no aparecen mucho, pero lo comprendo por las pocas páginas, pero se da a entender, por cómo hablan de sus hermanos y de las personitas que quieren. Así que, punto positivo para la familia.
   →El nunca rendirse: Me encantaría decir en qué circunstancias está esto, pero lo tomaría como un spoiler, así que dejo el título vacío. Es realmente admirable, y en esta cuestión entra nuevamente la familia, el deseo de estar juntos y por supuesto, de protegerse mutuamente.
   ➜Limbo. 


Grant tenía un sabor fresco, como a agua de manantial. Tom no había probado nunca eso antes en la boca de otro hombre y sabía, de hecho, que ya nunca iba a haber otro.

   1) Personajes: Grant y Tom son personajes muy bien desarrollados, yo no tengo queja ninguna acerca de ellos; son personajes bastante humanos, a pesar de que como cambia-formas pues ni al caso; que tienen metas, sueños y que aman como todo el mundo. No los han hecho perfectos, cosa que les sigue agregando puntos y además de eso, si que tienen matices y cositas de dónde coger.
   Mi problema consiste en que esta vez han metido demasiados personajes secundarios y se me hacía un poco difícil seguir el ritmo. No por los personajes del libro pasado, que ya nos vamos acostumbrando a ellos e incluso los empezamos a querer, sino por las nuevas adquisiciones, que aventuro que en algún momento en otro libro tendrán protagonismo, pero es que casi termino mareada con tantos nombres a los que no podía darle cara. Por otro lado, sabemos que estos personajes están allí muy de pasada y que desaparecen tan pronto como entran.
   2) Romance: Desde el principio tuve muy en claro que iba a marcar este punto en la parte del limbo. Y es que, si bien puedo entender que Tom se enamore, lo que llamaríamos a primera vista, de Grant, porque en cualquier omegaverse nos dicen que hay parejas predestinadas y la verdad es que a mí me encanta pensar en esto; me molesta un poco el hecho de sentir que Grant se enamora de la nada, también con solo verlo la primera vez y a pesar de que el momento no era para nada romántico o así.
   Ya lo han dicho en esta propia novela unas quinientas veces (vale, que exagero): ¡los dragones no se acoplan con nadie con el solo hecho de acostarse! tienen que pasar algún tiempo conviviendo con la persona y si creen que es la correcta le dan una de sus escamas. Así que venga, no hay cuestiones de olfato, de tacto o de vista, como sucede con nuestros queridos licántropos. Por lo que necesito de mi explicación de cómo cae rendido a los pies de Tom tan fácil.
   Que como bonus extra, siento que esta relación se ha desarrollado de una manera bastante rápida y aunque por una parte lo entiendo, dadas las circunstancias, si es cierto que me molesta un poco.
Que si, he cogido a Mr España como Grant. Pueden matarme
   ➜Negativos. 
   1) La acción: Si, esto es algo que me ha llegado muy profundamente al alma y seguro, que donde el libro hubiese sido físico lo hubiera quemado. Me ha decepcionado un montón.
   Muchos ya saben lo importante que es para mí que un libro de fantasía contenga acción, ¿por qué? porque es que entre sus páginas hay un montón de criaturas con miles de habilidades diferentes (y si que es cierto que lo vemos en este libro) y que darían una batalla excelente.
   Pero en esta ocasión se han metido tan de lleno en la parte erótica, que se han olvidado completamente de esto y no es que la historia no tuviera escenas en las que podría explotarse un poco esto, el problema es que se las han pasado de largo. Podrían haber narrado alguna cosita, pero no, se saltan toda la trama hasta donde la cosa ya vuelve a estar calmada.
   Hay una sola escena en donde vemos algo un poco más desarrollado y ni siquiera tiene que ver con los protagonistas de este libro, sino que con los otros personajes que les había dicho antes que narraban algún capítulo y que eran parte de los libros anteriores. Y sin embargo, también se queda muy por encima. Por Zeus, ¡que son dragones y lobos! no humanos comunes y corrientes. Podrían, muy fácilmente demostrarnos de que están hechos, porque perpetuar la especie (la rara, de la que no sabemos si saldrán lobos alados) es bastante poco original.
   Final. 
   Me ha gustado mucho más que el anterior. Como dije, creo que tiene una trama mucho más planteada, sin la necesidad de dar un abre bocas para el próximo libro se dejan muchos misterios para descubrir y se van empezando a formar algunos problemas que me tienen loca, porque quiero saber mucho más sobre ellos; pero en sí, la trama de este libro queda completamente cerrada.
   Este final no es nada escandaloso, de hecho, no hay grandes cambios o cosillas muy impactantes, pero creo que cumple muy bien su función. Como he dicho desde el principio, esto es romance con historia del principio al final y lo único que vamos desarrollando son la relaciones, con un par de cositas interesantes por los lados, pero siempre prevaleciendo la pareja principal.
   Que cabe decir que Grant es moreno, porque a Mr España lo veo muy castañito y sin embargo fue verlo y pensar en Grant, así que pues ahí lo tienen.

   En conclusión, Cayendo por el cautivo, es un libro con personajes encantadores, pero que falla un poco en el tema de la acción. Si bien tiene una trama bastante sencilla, cumple con lo que nos vende y está más que recomendado para las fujoshis locas (como yo).

   VALORACIÓN. 

¿Y ustedes, qué piensan? ¿Han leído el libro? ¿Les gustaría hacerlo? Sé que el gif es un oso, pero no encontré lobos ni dragones. No lo siento xD