10.6.18

Existen Libros Malos

   Hola, corazones míos, ¿cómo están?
   Aquí de nuevo Lex iluminando sus vidas, porque no hay nada más hermoso que una entrada mía, sea el día que sea, a la hora que sea y el que diga lo contrario que de un paso al frente, muy amablemente y con todo el respeto por las diferentes opiniones, le voy a partir la madre.
   Hace unos días, vi una entrada en x blog que no recuerdo, en donde daba su opinión acerca del tema que se va a tratar hoy, fue básicamente el blog que me dio la idea así que todos los créditos a x blog que no recuerdo, con cariñito, pero es que me da flojera buscar. Cabe decir que si estoy haciendo esto es porque no estuve de acuerdo (totalmente) con su opinión y que no pude dejarle un comentario en el momento (ya saben, no tengo Internet) diciendo mi por qué.
   Así que hoy vamos a ello.

Ahí me perdonarán el banner del asco, pero trabajo en contra del tiempo.
   La respuesta a esta pregunta es fácil (por lo que esta será una entrada más bien MUY corta): . Existen libros malos.
   Ahora me explico. 

    Que no te guste un libro, no lo hace malo. 
   A estas alturas de la vida, todos o por lo menos la mayoría de nosotres sabemos que existe la subjetividad. 
   Claro ejemplo, es que a mí no me gustan los libros de romance, tiendo a odiarlos con una facilidad que se podría considerar alarmante, pero hay infinidad de bloggers literarios a quienes les encantan los romances y que consideran este tipo de libros entre sus favoritos de toda la vida. 
   Así que, la subjetividad no puede decirnos en sí si un libro es malo o es bueno. 

   Uno de los argumentos de x blog que no recuerdo, al decir que no existían libros malos, es el esfuerzo, el empeño que coloca el autor a la hora de escribir su libro y estoy parcialmente de acuerdo, quiero decir, escribir no es fácil. Yo escribo, supongo que más de une de ustedes escribe y que ha podido notar que aunque las ideas suelen rondar con mucha facilidad la cabeza y puedes imaginar una trama completamente genial, plasmar eso en papel o en la computadora tiende a ser difícil. 
   Considero a todos los autores que han terminado sus libros por lo mismo, pero que alguien le ponga tiempo o que sea capaz de darle un final a lo que está escribiendo, no hace que su libro sea bueno. Lamentablemente, porque si lo fuera, yo sería famosa y ese libro tan cool Lex es genial, decoraría las estanterías de todo el mundo y me tendrían en altares. 

   Existen los libros malos y no desde la subjetividad. 
   Existen libros malos en relación a la calidad literaria. 
   Hay dos casos específicos que yo creo que pueden ser muy buenos para darme a entender. 
  1. La Reina Roja de Victoria Aveyard, aunque yo misma odié el libro, se basa precisamente en que para mí es más de lo mismo. No veo innovación en ninguna parte, por lo cual los personajes y la trama en general me han parecido demasiado sosos, sin un objetivo a parte del de ganar dinero. Pero hay que tener en cuenta que hay personas a quienes este libro les ha gustado y no es por nada. Victoria puede no ser la mejor escritora y estar recolectando una cantidad insana de tópicos con el fin de que su libro venda, pero aunque sea mínima, hay calidad. Hay una trama en su obra, tiene personajes que no se están contradiciendo a si mismos tras cada página, quiere llegar a un punto y su trabajo está revisado, por ella o por sus editores, aunque sea de forma mínima. Es una historia que se puede leer. 
  2. Caso contrario, es un libro del que hablé el año pasado y que me duele la vida porque tiene una autora colombiana. El diario azul de Malena de Windt, lo siento, porque es un libro que si que puede considerarse malo y que no debería recomendarse a ningún tipo de lector. Una cosa es encontrarnos con este tipo de libros en Wattpad, porque es gratis, no estamos pagando por ello y sabemos que son escritores aficionados. Pero este libro no desarrolla ninguna trama en particular, sus personajes se contradicen constantemente y los fallos de redacción son tan terribles que incluso, si yo no sé nada de eso, pude notarlo. Lo cierto es que me molesta haber pagado por el libro y me molesta que no vaya a ningún lado cuando está tratando la homosexualidad, tema que sigue siendo bastante polémico en este país tan cerrado. 
   Como ven, ambos son libros que no me han gustado. Pero por razones que podría considerar completamente distintas. 
   La Reina Roja no me gusta gracias a la subjetividad, mi manera de interpretarlo y El diario azul no me gusta porque no hay calidad en ello. ¿Qué la autora se tardó en escribirlo? Sí, estoy segura de que debe haberle resultado un trabajo completo. ¿Qué tiene calidad? No, el libro tiene fallos de redacción que yo tenía cuando recién entraba al colegio. Sé que no soy la mejor en la puntuación y es ahora donde a penas estoy aprendiendo a corregirme, pero si el libro pasó por un editor, que es lo que se supone debe hacer, no entiendo el por qué de tantos fallos. O de su existencia en totalidad, en todo caso.

   Por supuesto, a x persona del grupo que leyó El Diario Azul puede gustarle, aquí es donde vuelve a jugar la subjetividad y por lo que es tan complicado darle una respuesta a una pregunta tan sencilla. Pero considero, que a ti puede gustarte un libro sin considerar la calidad literaria, que es en base a lo que estoy basándome al decir que sí existen libros malos. 
   Un ejemplo de esto para mi persona, son los libros de homoerotica, de hecho, a la hora de hacer las reseñas, intento ser lo más objetiva posible y normalmente sale un desastroso: lo odié. No pretendo autoengañarme: la calidad literaria de muchos de estos libros es realmente pésima. Pero, si está en mí leerlos e o La Reina Roja, realmente me voy a quedar con la homoerotica, porque a pesar de que no todos son obras realmente buenas, a mí me gustan.

   Así que efectivamente, existen libros malos.
   Pero existimos lectores para cada cosa y normalmente no estamos juzgando en base a calidad literaria, sino en cuanto a la trama de la historia.
   Se despide Lex, porque quiere ir a dormir.

2 comentarios:

  1. ¡Hola!

    Interesante debate. En mi opinión, sí existen libros buenos y malos, pero no desde la objetividad, sino de la subjetividad. Con esto quiero decir que un mismo libro puede ser una joya o una bazofia dependiendo de quién lo lea, creo que es la mejor manera de analizarlo: desde la subjetividad del lector. No creo que de forma crítica puedan catalogarse libros "buenos" y libros "malos" en sí, aunque sí entre "libros mal escritos" y "libros bien escritos", no sé si me he explicado bien jaja De todas formas, tienes una opinión muy respetable y bien argumentada.

    ¡Nos leemos!
    Lua.

    ResponderEliminar

La Biblioteca prohibida ||copyright © Hecho por Angelique world design. Todos los derechos reservados