20.4.17

Reseña: Por Trece Razones.

Título Original: Thirteen reasons why.
Autor: Jay Asher.
Año de Publicación: 2007.
Género: Young Adult.

No se puede detener el presente, ni tampoco rebobinar el pasado. El único modo de llegar a conocer el secreto... es darle al PLAY.

Clay Jensen es un adolescente como cualquier otro que encuentra, al llegar un día a casa, una misteriosa caja sin remitente dirigida a su nombre. El contenido no es otro que una serie de cintas de grabación, siete en total, que parece haberle enviado Hannah, una compañera de clases que no hace ni dos semanas que se ha suicidado. A pesar del desconcierto que supone oír la voz de Hannah, Clay descubrirá que son trece las razones por las cuales ha decidido quitarse la vida, trece caras de cassete y que, por ello, son trece las personas que deben escucharlas. Él es una de ellas. 'Es un juego muy sencillo: primero las escuchas, y luego las pasas' dice Hannah en la primera cara.
¿Qué razones son esas y qué tiene que ver él con ellas? A lo largo del día, Clay se irá obsesionando con las grabaciones y hasta recorrerá la ciudad con un mapa que ella misma le ha proporcionado. Pero he aquí un viaje distinto del esperado, un viaje donde el punto de llegada es el mismo que el de partida y en el que solo hacen falta unos nuevos ojos para verlo todo como por vez primera. Hannah irá desgranando poco a poco su vida en un intento de poner en manifiesto las consecuencias, grandes o pequeñas, de las cosas que hacemos y dejamos de hacer, y que cambian nuestro mundo a veces sin darnos cuenta.
   ¡Hola amores míos! ¿Cómo están? ¿Disfrutando la semana? Bueno, que yo siento cada vez la presión más grande. ¿Ya les he dicho que mi examen de admisión es este domingo? Y no sé si estudiar hasta desmayarme o no estudiar nada ¡porque ni siquiera tengo idea de qué van a preguntar! Pero... eso no es algo para tocar hoy, probablemente el sábado junto a una hermosa entrada hecha con prisas... o no tanto.
   Nuevamente, cariños míos les traigo una reseña, esta vez de un libro del que he estado viendo su adaptación a serie en Netflix, la verdad, es que la serie me está llegando mucho y como buena lectora loca, me dije que tenía que leerlo, así que lo fui intercalando con los capítulos hasta que me di cuenta de que era imposible por la diferencia en cuanto a tramas, así que me adelanté y déjenme decirles, el libro no me ha gustado. La serie es hermosa y profunda, el libro lastimosamente no llegó a transmitirme mucho. Empecemos con mi opinión.
   ¿De qué nos habla la historia?
   Yo creo que la sinopsis lo expresa muy bien, pero para no hacer echar algo en falta, les voy a hacer mi propio resumen.
   Clay Jensen es un adolescente que acaba de pasar por un suceso bastante traumático, una compañera de colegio, se ha suicidado y a pesar de que él no era tan cercano a ella, la duda de qué pudo haberle sucedido lo persigue. Un día, cuando llega a su casa, encuentra en el correo una caja que no tiene remitente pero que va claramente dirigida a él, allí encuentra una serie de cintas de cassete que van marcadas con números del 1 hasta el 7. Extrañado por la aparición de aquel material, Clay decide escucharlo. Bueno, eso, y que tenía su nombre. Porque si va dirigido a nosotros es que claramente hay algo.
   Al colocar la primera cinta, resulta que escucha la voz de Hannah, y ella empieza a explicar de qué van aquellas cintas. Hay trece personas que la han llevado al barco sin salida que para ella fue el suicidio y las cintas van dirigidas a aquellas personas que marcaron la pauta decisiva, por lo cual, hay una cinta para cada persona. Pero Clay no es consciente de haberle hecho algo a Hannah, ¿qué fue tan malo como para que ella decidiera suicidarse? Y la peor parte, si alguno de ellos no escucha las cintas, éstas saldrán a la luz y todo el mundo se enterará
   Personajes. 
   Bien, yo creo que en circunstancias así es imposible hablar de personajes, porque no llegamos a pasar tiempo con nadie ni a descubrir a nadie realmente. Lo que nos presentan aquí es a Clay escuchando las cintas y a Hannah hablando, no sabemos nada de relaciones y poco, por no decir nada, nos enteramos de los otros personajes que aparecen aquí o de las relaciones que pueden tener con otras personas. Así que en eso se queda.
   Estilo de Escritura. 
   Lo primero, es que este libro no es para todo el mundo. La manera en la que está escrito te puede encantar o fastidiar, para mí fue la segunda opción. Y la manera de tratar el tema, igual. Poco hay que saber, en realidad, no hay diálogos, no hay descripciones de nada, asumo que si a mucho nos han dicho que Hannah se ha cortado el cabello, por lo que el libro corre, casi de manera literal, y lo comprendo, en serio que sí, no es de los libros que ven las otras cosas (además de las cintas) como algo importante; pero yo sinceramente lo necesitaba, porque de esta manera no he podido crearme una situación, es inverosímil que lleguen con la cara larga de que la chica se suicidó y ya, que nos pongan a ver cómo reacciona Clay ante las cintas cuando no sabemos qué tipo de relación ha mantenido con el resto de personas que allí se nombran, si acaso realmente es importante para él.
   No se utilizan palabras extrañas porque el libro consiste tan solo en los pensamientos de dos adolescentes. Y uno de ellos está muerto, así que poco aporta con sentimiento. No es por restarle valor, y no crean que me estoy burlando, porque como todo el mundo, siento que el suicidio es algo demasiado serio. Pero esta no es la manera en la que yo esperaría que me lo presenten. Y me hubiera gustado que se sintiera más el impacto que se ha creado con toda esta situación.
   Puntos. 
   ➜Limbo. 
   1) Suicidio: Venga ya, creo que el tema que toca el libro es sin duda muy importante. Digo, de alguna forma siento que todos podemos sentirnos identificados con la situación, todos hemos pasado por malos momentos, algunos en menor o en peor grado, pero que para nosotros se han sentido como si fuera el final del mundo y ya no quisiéramos saber más de la vida. Porque sí, el dolor es algo común, las personas son crueles, nosotros mismos podemos ser crueles sin darnos cuenta y herir a muchas personas a diario, cada uno tiene que vivir con eso y superarlo, no somos perfectos, nadie lo es. Y me gusta que sea algo que se toca en este libro.
   Algo que escuché por ahí, lo siento, no recuerdo si lo he leído en el libro o lo he visto en la serie, pero igual puedo sacar el tema, porque de ello estamos hablando, es la bonita, y que se note el sarcasmo por favor, frase de que 'El suicidio no es una opción' amores míos, siento decirles esto, por mal que suene, aunque me quieran tirar el mundo encima por un pensamiento diferente y tan deprimente, pero el suicidio SI que es una opción, por eso muchos jóvenes lo hacen. Es una alternativa. Está allí. Lo que lo convierte en una opción. Otra cosa, es que sea la opción correcta, que no lo es.
   Y sí, ¿si me gusta que el tema se trate por qué lo he puesto como un punto limbo? A eso voy ahora mismo. El libro más que hablar del suicidio, parece darnos una excusa. ¿Por qué te suicidas? me han tocado el trasero. Nuevamente les digo que no me estoy burlando, porque al ser un tema sensible más de uno vendrá a echarme en cara que sí; y siento parecer enojada y cortante, pero sí, estoy enojada, y es porque el tema me toca muy de cerca y me molesta que parezca que lo hayan hecho solamente para vender, porque claramente algo polémico tiene que tener un gran publico.
   Bueno, a lo que iba: a todas las chicas nos han tocado el trasero alguna vez, algún desubicado, o por lo menos nos habrán mirado de una forma que nos incomodaría, porque así es la vida y está llena de personas horribles. Y no estoy queriendo echar por tierra lo que seguramente habrá pensado Hannah en ese momento, porque sí, nos sentimos terribles, como si fuéramos juguetes de usar y tirar. Pero chicos, es que el libro da a entender que si nos tocan el trasero se acabó el mundo. Que ya no hay más para nosotros en esta vida. ¿Entonces cuál es la solución? suicidarse. Y no quiero sonar mal, créanme que no pero estoy segura que hay miles de adolescentes, niñxs más pequeñxs que yo, que muchos, que puden acceder a este libro y muchxs de ellxs van a empezar a creer que ésta es la única salida que tienen, ante problemas que podrían solucionarse de otras maneras, porque si Hannah no se hubiera quedado callada si hubiera contado lo que sucedió, nunca habría tenido que llegar a tal extremo, porque incluso cuando nos sentimos solos hay personas que están dispuestas a escucharnos y que nos ofrecen su apoyo, es solo cuestión de no sucumbir.
   Tampoco quiero minimizar el impacto que pudo sentir ella con las situaciones, porque vemos que a todos nos afectan de formas diferentes las mismas cosas, pero a pesar de que algunas de sus razones eran francamente muy buenas, incluso creaban angustia, me entraban ganas de dejar de leer por lo que pudiera encontrarme, la verdad es que sentí que a cada paso que se daba, la magnitud iba disminuyendo, el impacto que podía crear se acababa, porque cómo no, había que meter situaciones clichés, que al fin y al cabo el libro iba dirigido hacía adolescentes, y eso puede ser que dañara un poco el tema que tal vez en otras circunstancias hubiera podido ser bastante revelador. E incluso, estoy segura, de que hay personajes que no deberían estar en estas cintas, porque no le han hecho nada a Hannah, son simplemente casos aislados, como ella misma quiere decir al principio, pero se le mete en la cabeza que tienen que estar allí y pues nada, ellos se aguantan el escuchar todo aquello.
   Me gustaría desahogarme más, pero esto podría acarrear spoilers, así que lo dejo hasta este punto. La verdad es que puede que me sienta muy contrariada, porque creo que cada persona tiene sus motivos, pero no creo que los de Hannah fueran tan horribles, a la manera que lo presentan aquí, otro caso es la serie.
   ➜Negativos. 
   1) Personajes: Lo que aporta a que el tema no se sienta tan profundo son precisamente los personajes, como he dicho antes, no sabemos absolutamente nada de ellos, ni siquiera podemos conocer sus características y si bien en otro momento me hubiera podido gustar este último punto, porque demuestra que no es un caso aislado y que puede suceder en cualquier parte, la verdad es que en este libro me ha faltado. Porque si querían que me sintiera a gusto con Clay, deberían haberme mostrado algo más que sus pensamientos tontos y repetitivos de 'Hannah, no; yo podría haberte ayudado' porque ya, es realista, pero no es lo que uno busca, porque se espera por lo menos una charla motivacional de 'tú vales mucho' que sí, también resulta un cliché, pero por lo menos aporta algo más.
   Si querían que me sintiera identificada con Hannah y los pasos que la llevaron hacía la muerte, me hubiera gustado ver un panorama más grande de lo que le sucedía, porque aquí hay un total de doce personas y solo tres buscaron dañarla de alguna forma realmente, las otras bien pudieron haber estado por fuera. Y sí, las cosas que estas tres personas le hicieron fueron terribles, ¿y adivinen qué? con una denuncia se pudo haber solucionado. Las otras situaciones son tan comunes que todos los adolescentes las vivimos, y podría decir que algunos casi a diario. Son cosas típicas, no sé si Asher pensó que esto podría llegar a causar que personas influenciables podían tomar el suicidio como única salida gracias a esto. Porque habrá más de uno que se pelea con la pareja y piensa que es el fin del mundo. No señores, hay cosas por las que luchar, más allá que el desubicado de turno.
   2) El motivo: Bien, pues Hannah se ha suicidado para crear conciencia, conciencia de que lastimamos a las personas con nuestras acciones. Y esto hubiera sido increíble, si. Si las personas hubieran reaccionado de alguna manera. Las que escucharon las cintas, por lo menos. Pero aquí no vemos nada de eso, tan solo a Clay escuchando las cintas y diciendo 'Hannah, no' porque sí, parece que fuera un CD rayado, no pasa de los mismos pensamientos ni aunque le estén apuntando con una pistola. Y al final del libro, tampoco vemos un cambio, porque se acabaron las cintas y ya está, nada más. Lo que me deja con un mal sabor de boca, no notamos para nada qué causa el suicidio, qué causan sus cintas, ¿la vida le cambia a alguien? probablemente, pero como no lo vemos no podemos comentar sobre eso, para nosotros es tal y como si nada ocurriera, porque la chica se ha suicidado sí, pero los demás siguen, a puesto a que muchos de los que nombró en las citas les ha valido madres y siguen como si nada. Y los que si sufren, personas como su familia, ellos quedan relegados, apuesto a que Hannah no ha pensado en ellos, ¿no querrían también acabar con su vida en vista de que no pudieron ayudar a su hija? Pero venga, que les cuento un secreto: para ellos no va dirigida ninguna de las cintas, ellos han quedado sin enterarse de nada. Con ellos no intentaste hablar, ¿no, Hannah? con los que te hubieran ayudado y apoyado. Pero te fuiste por la vía extremista.
   Espero que hayan notado que casi que estoy peleando con ella (si, así de tonta), me hubiera gustado poder golpearla en la cara. Para que reaccionara. También sigo en el proceso de convencerme a mí misma (y a muchos, espero) que no es la opción correcta. Que si morimos la vida sigue y si queríamos hacer daño a alguien, lo más probable es que a esta persona ni le afecte, caso contrario a nuestros seres queridos, que aunque no los veamos al preferir ahogarnos en el vaso, siempre están allí.
   Final. 
   ¿Qué puedo decir? Como todo en el libro, no me ha causado nada más que enfado. Ya he dicho cómo termina, Clay entregando las cintas al siguiente y se acabó, nada de reflexión, nada de ver cómo finalmente lo aceptaba. Y en serio que lo siento mucho.
   Voy a decir algo que creí que nunca diría, yo no he terminado la serie, porque con suerte tengo para ver un capítulo al día, y sí, a penas empecé con esto la semana pasada, pero sin duda la recomiendo mucho más, seguro que les llega más hondo, seguro que incluso los puede hacer llorar. El libro, simplemente olviden que existe.

   En conclusión, Por trece razones, es un libro con temática fuerte, pero muy mal tratada. Yo no les recomendaría que lo leyeran, mucho menos que lo pasaran a niños pequeños que son tan impresionables. Pero si quieren saber un poco, les recomiendo sin duda la serie. O esta reseña, que igual casi que lo cuento todo y eso que voy sin spoilers.

   VALORACIÓN. 

¿Y ustedes, qué piensan? ¿Han leído el libro? ¿Les gustaría hacerlo? ¡No pierdan el tiempo! Vean la serie.
Sinceramente creí que la reseña quedaría más pequeña. 🙍

3 comentarios:

  1. Hola tocaya de mi vida, estoy más o menos, el examen de ingreso acercándose me tiene un poco loca ¡y eso que falta un mes! las cosas se han puesto muy duras en casa con el tema de que quiero estudiar lejos, y NO GENTE, NO POR ESO VOY A SUICIDARME.
    Suena como una broma cruel, pero ¿Recuerdas cuando salió Bajo la misma estrella? Que todas las tipejas querían tener cáncer para ser como Hazel y encontrar el amor verdadero? Bueno, me estoy saliendo del tema, pero ya sabes de qué va, más de uno que vea la serie va a intentar hacer lo mismo que Hannah.
    ¿Cuál es mi problema con éste libro?
    En primer lugar, lo leí hace más de tres años, cuando la serie NI SIQUIERA era proyecto. ¿Es un libro corto? Sí ¿Es un libro que sirva para algo? ABSOLUTAMENTE NO.
    No sé cómo se maneja en Colombia, pero donde yo vivo aquí en México ponen mucha atención en temas que conciernen a los adolescentes. ¿Los saben tratar? No tanto, pero algo es algo.
    Ése es el problema del Hype, mucha gente lo está viendo, la está haciendo viral y surgieron dos tipos de personas: las que le dicen cobarde y la que defienden el suicidio diciendo que entendían porqué se había matado la tipa.
    ¿Odié a Hannah y a Clay? POR SUPUESTO, son más planos que una tabla y Jay Asher no supo tratar éste tema tan delicado. Cuando lo acabé fue como si no lo hubiera abierto en absoluto. No aportó nada.
    SÍ, el mensaje es que estemos atentos para ayudar a alguien a tal vez salvar su vida, ello nos invita a tener los ojos abiertos para saber identificar éste tipo de situaciones. I KNOW, ESO ME TRANSMITIÓ A MÍ.
    Pero ello no quita que sea un mal libro, con argumento pobre y personajes aún más.
    ¿Es el suicidio entonces una salida? No lo sabremos, hasta que tengamos ésa decisión en nuestras manos. Así que gente, no quieran jugar a ser QUIÉN para decidir quién muere y quién no, quién lo merece y quién no y mucho menos quién es un cobarde para hacerlo y quién no.
    Nos leemos pronto linda
    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Hola Lex.
    Malvada. Te estas peleando con una chica muerta que nisiquiera existe. El libro no lo he leido y no se si pienso hacerlo la verdad. Pero la serie me rompio por completo, y con eso tengo mas que suficiente. En la serie también podemos ver que personajes como Zac, tampoco le hicieron nada. Pero el resto, todo lo que le hicieron...Bueno, una cosa llevó a la otra. Y con Clary, ella podría haber hablado con el en vida también. El era un poco tonto y ella lo sabia.

    A mi nunca me han tocado el trasero. Pobre del que se atreva. Pero si que es muy común el acoso a adolescentes. Y si, lamentablemente el suicidio si es una opción. En mi escuela se suicidaron dos chicas, y a nadie le importó una mierda la verdad. Hicieron una misa, unas pocas lagrimas y el tema se acabó. La vida sigue. Y tristemente, no siempre podemos contar con nuestra familia. A veces no encontramos una salida y la muerte es una opción. Lamentable, pero ahí está y es mas facil que aprender a afrontar la vida.

    Me gustó mucho lo que dijiste. Aqui te habla una depresiva que a la menor cosa se hecha a morir. Pero tu me dices (Si, porque me lo dijiste a mi y se acabó), que hay muchas cosas por las que vivir. Y mi primera meta es ir tras Riordan. Y que nos permita entrar a su historia para conocer a Solangelo, muajajaja.
    Muy buena reseña.
    Un besote hermana del mal.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaj...Puse Clary y era Clay, ajaja :D

      Eliminar