23.4.17

Reseña: La Batalla del Laberinto.

Título Original: The battle of the labyrinth.
Autor: Rick Riordan.
Año de Publicación: 2008.
Género: Young Adult - Fantasía - Mitología - Aventura.
Percy Jackson y los dioses del Olimpo.
1. El ladrón del rayo | 2. El mar de los monstruos | 3. La maldición del Titán | 4. La batalla del laberinto | 5. El último héroe del Olimpo. 

Percy Jackson no espera que la orientaciónn de primer año sea nada divertido, pero cuando un conocido mortal misterioso aparece, perseguido por porristas demonios, las cosas rápidamente van de mal en peor. El tiempo se agota para Percy. La guerra entre dioses y los titanes se acerca. Ni siquiera el Campamento para semidioses es seguro, cuando el ejército de Cronos se prepara para invadir sus fronteras, una vez impenetrables. Para detenerlos, Percy y sus amigos deberán figurar en una búsqueda a través del laberinto, un mundo subterráneo lleno de sorpresas y peligros a cada paso. En el camino se enfrentará a peligrosos enemigos, descubrirá la verdad sobre la perdida del dios Pan y el señor Titán. La guerra final comienza... con la batalla del laberinto.
ESTA RESEÑA CONTIENE SPOILERS DE LOS LIBROS ANTERIORES.
   ¡Hola, pequeños hermanos semidioses! Me vale si aparentan más edad que yo, tengo mis buenos 2000 años; así que son los pequeños. ¿Cómo les va el día de hoy? Probablemente yo en este momento esté presentando mi examen de admisión, así que sí, he hecho lo que tanto me molestaba en esta vida: he dejado una entrada programada. Pueden asesinarme, los entendería a la perfección, porque odio eso, pero no hay cómo más. De hecho, yo creía que la fecha caería en sábado y pues dije: eh, que lo publico antes de irme, pero no, ha caído justo domingo y por favor, cómanse las uñas por mí y manden su energía a esta pobre diosa.
   Les traigo, como habrán notado la reseña del cuarto libro de la saga de Percy Jackson, mmm... había pensado hablar un poco de religión (por el mes, cariños) pero me he echado para atrás, porque no me siento cómoda con la información que tengo de momento, por lo que tendré que investigar más. Porque les guste o no, voy a traer esa entrada algún día. Y se supone que iba a hablar de Percy Jackson, pero tengo el resto del espacio, así que vamos a ello.
   ¿De qué nos habla la historia? 
   ¡Cuatro, mis amores! ¡CUATRO! cuatro benditos institutos ha destruido nuestro adorado Percy, ha aparecido en televisión unas tantas veces y luego con la niebla los mortales salen con que el niño es una pobre victima, digo, si yo hubiera visto al mismo mocoso tantas veces en lugares de accidentes, independientemente de si es el culpable o no, yo ya estaría como ave de mal augurio diciendo que el niño era qué sé yo, el anticristo, por colocar alguna de las cosas raras en las que creemos (yo no, pero bueee) Pero bueno, que no entra a cuento porque Rick sabrá lo que hace. De hecho sí que sabe lo que hace, yo podré quejarme mucho, pero la verdad es que sus libros me encantan.
   La cosa es que, Percy y sus compañeros han logrado hacer que Atlas vuelva a sostener el mundo, en el proceso han perdido a Zoë, quien ha muerto y a Thalia, que ha decidido unirse a las cazadoras de Artemisa y si no se ha perdido a Annabeth es porque la chica ya le hacía ojitos a Percy desde hace rato y pues nos empezamos a dar cuenta. Ahora, Percy vuelve a empezar en un nuevo instituto, porque su nuevo padrastro, Paul Blofis, ha logrado convencer al colegio de que lo acepten, ¿cómo? ni idea, ya tendrá sus contactos. Pero en la charla de orientación, unas porristas/empusas, muy majas, persiguen a Percy y éste solo encuentra la salvación en un mortal conocido: Rachel Elizabeth Dare, quien lo ayudó a escapar en una ocasión anterior de los aliados de Cronos.
Enebro y Grover. ¿Cuándo empezaron a
salir estos dos? 
   Pero claro, antes de lograr escapar no pueden evitar hacer algún otro daño en el instituto, así que tiene que salir huyendo. Como siempre. Aunque no antes de que le den una pista importante de qué sucederá en esta ocasión, porque al parecer, Luke quiere llegar al Campamento por medio del Laberinto que construyó Dédalo hace tanto tiempo, así que a pesar de que está a claras necesitado de un descanso se embarca en una nueva aventura, esta vez dirigida por nuestra querida Annabeth y en la que también los acompañarán Grover y Tyson, que está de vacaciones nuevamente en el Campamento.
   Y bueno, venga, que las cosas se empiezan a poner bastante picantes y no creo que nadie se quiera perder esto y mucho menos todos los descubrimientos que haremos.
   Personajes. 
   -Percy Jackson: ¿Les he dicho alguna vez que este chico despierta mis casi inexistentes sentidos maternales? En una situación normal, sería otro de mis tantos novios literarios, pero... hombre, será la diferencia de edad o que lo he visto crecer, yo me lo imagino y solo pienso en mí dándole comida azul, porque sería de la especie de mamá muy consentidora y super celosa, solo con él, por supuesto; así que probablemente no dejaría entrar a Annabeth nunca en casa, solo a Nico porque me parece un amor, pero es otra cuestión.
   Creo que si he podido ver otra cara de Percy, digo, es imposible que cambie al completo de un momento a otro, pero lo veo más calculador, evitando, claramente, los momentos en los que se le van las luces y dice tonterías; pero por lo menos, a la hora de la acción ya tiene un poco más en claro las cosas que puede utilizar a su favor para salir bien librado y en algunas ocasiones incluso hace funcionar un poco las neuronas sin la necesidad de un electrochoque o Annabeth, lo que ya es bastante y se agradece. Sigue teniendo el mismo humor tonto, bueno, yo más que humor diría que enserio tiene sesos de alga, porque sale con unas que dan ganas de asestarle un buen golpe, pero que algunas otras veces si hace comentarios para burlarse de las situaciones de esa manera y francamente me agrada, no siempre me han producido risa, no, antes me parecían ridículos y era por lo que le bajaba puntos a la historia, pero ahora me matan; es cuestión de acostumbrarse al humor que se maneja. Lo de hacerse el héroe probablemente ya no se lo quite ni a palo y a pesar de que odio que sea tan altruista, ya estoy acostumbrada, es parte del personaje.
   -Annabeth Chase: Annabeth para mí siempre fue del tipo de pesada. Pero no era una pesada que no pudiera soportar, sino muy por el contrario, ella me agrada bastante. Me ha gustado bastante la Annabeth que he visto en este libro, ella que siempre parece tan serena aunque este que se muere de nervios por dentro, ha logrado perder unas cuantas veces el papel aquí y eso me ha gustado, porque nos demuestra que a pesar de todo sigue siendo humana y eso la hace mucho más realista. Me gusta sobretodo, que hemos podido ver un poco más su faceta romántica. Ya, es raro que yo esté hablando de que me guste un romance, cuando siempre digo que es lo que daña los libros, pero aquí no hay un romance como tal, tan solo vemos sentimientos humanos en la chica y eso es encantador, la hace más frágil y más cercana.
   Me da un poco de impaciencia cuando se pone de listilla, pero venga ya, que es, lamentablemente, uno de sus defectos y se le puede atribuir a ser hija de Atenea, pero en ciertas situaciones me hubiera gustado darle una buena palmadita que la despertara. Eso sí, el cambio de la primera Annabeth que conocí, que parecía no poder quedarse callada y un serio problema de mal humor hacia Percy, a la de ahora, que no cambia mucho su trato hacia Percy 😂, pero que parece estar menos decidida a ser el centro de atención, pues me gusta bastante más.

Nos agazapamos detrás de una roca, pero sólo eran los hermanos Stoll, que avanzaban por el bosque dando traspiés y soltando maldiciones. Su padre sería el dios de los ladrones, pero ellos eran tan sigilosos como un búfalo de agua.

   -Grover: Lo he sacado a parte porque tengo que matar a este personaje. En serio, cuando empecé con la saga Grover me encantaba, tenía una clase de humor absurdo que a mí me gustaba, porque así de pena doy, pero bueno, que era mi caso. Conforme los libros han ido avanzando la personalidad de Grover se ha ido perdiendo y no es el tipo de casos en los que se mantiene las esencia principal del personaje, sino en los que parece que lo han cambiado al completo, como si hasta el segundo libro fuera interpretado por Richard Harris y en el resto por Michael Gambón (un abrazo a los que entendieron), un mismo mundo, pero completamente diferente. Y sí, cada vez que aparece le tengo muchísimo menos cariño y me parece más inservible y estorboso.
   -Otros: Quienes me conocen saben que es imposible que hable de Percy Jackson sin nombrar a Nico bebé, ¡que cambio! vale, debo aceptar que ya me lo esperaba, demasiados fanarts le han arruinado la diversión a ver cómo cambiaba el personaje, pero sigue siendo sorprendente el cambio que experimenta, del niño hermoso y super adorable, al niño que sigue siendo hermoso y super adorable, pero que también está lleno de resentimiento, mucho más serio que lo que debería ser cualquier niño de su edad. También Tyson, me encanta Tyson, es como que mientras Grover fue perdiendo su encanto, Tyson lo fue ganando, se le da un humor bastante absurdo e inocente, que es precisamente la clase de humor que me gusta, así que yo lo amaré por siempre. También tenemos a Rachel, lo siento, la chica no me cae bien a pesar de todo; no es una persona mala, ni un mal personaje, sino que no me la trago. Si no hablara más con Percy incluso sería pasable.
   Estilo de Escritura. 
   Supongo que he dicho esto otras mil veces (tres en realidad, pero me encanta exagerar), pero la forma que tiene Rick de narrar es bastante ágil, no miento cuando digo que puedes empezar uno de estos libros en la mañana y haberlo terminado a la tarde, porque además de que es una lectura bastante dinámica, en la que siempre están sucediendo cosas, dándonos giros por aquí y por allá, nunca sabiendo a qué lado vamos a parar, la historia es literalmente corta, con sus poco más de doscientas páginas, así que el paso de las páginas ni siquiera podría notarse.
La 'encantadora' Rachel.
   La historia no hace uso de palabras extrañas, por lo menos no mucho más allá que los nombres de los monstruos mitológicos, que igual tampoco es que haya que necesitar mucho, porque a la buena mayoría los conocemos incluso de trabajos en clase y amores míos, si yo los conozco, estoy segura de que ustedes también; aunque hay, por supuesto, algunas excepciones, estas leyendas datan de hace mucho tiempo, es imposible conocerlas todas. Nada que no se pueda solucionar con google, pero les recomendaría que si quieren buscar información acerca de esto, no se den por satisfechos con wikipedia, allí si mucho se encuentra lo principal, lo que todo el mundo conoce y datos, tal vez incluso más importantes quedan por fuera, así que hagan un poquito de trabajo de 'campo'. Les doy mi bendición, queridos.
   Como siempre he dicho, las descripciones son las necesarias, no se centran en cosas que puedan ser irrelevantes para la historia, las pasan derecho y nos dan explicaciones de aquellas cosas que pueden hacernos sentir más afines a los escenarios y a los personajes.
   Se me estaba olvidando, algo que viene cobrando demasiada fuerza desde el libro anterior, y es que, Hades hermoso, ¡llevamos cuatro libros! y no paran de repetirnos en cada comienzo que Percy es hijo de Poseidón, pues muchas gracias, temía haberlo olvidado, digo, el respirar bajo el agua no es una pista suficiente, porque hombre, ¡todo el mundo puede! ya, comprendo, es el estilo de Rick, pero me dan ganas de mandar a volar todo cuando me dicen: hijo de Poseidón, cada diez páginas, como si estuviera corta de entendederas. Tal vez sea algo para ayudar a Percy a que no se le olvide, ya saben que es bastante alelado.
   Puntos. 
   ➜Positivos. 
   1) Mitología: Que alguien me explique por qué a Percy volvió a dificultársele ver a través de la Niebla. Recuerdo que en el libro anterior una de las cosas que más me gustaron es que el chico ya podía ver mejor y eso hacía que los monstruos se vieran menos ridículos, porque el ya podía distinguir lo que eran, incluso de antemano. Bueno, acepto que algo que siempre ha logrado Rick es hacer que los monstruos que comúnmente dan miedo, parezcan juegos para niños, juegos peligrosos, pero al fin y al cabo juegos; pero esa sigue siendo otra historia. No entiendo por qué a pesar de que en el libro anterior ya le iba tan bien con eso, en este otra vez volvió a fallar, se le aparecieron los monstruos y si no fuera gracias a nuestra 'querida' Rachel capaz de que ya era héroe muerto. Y creo que fue la única vez, pero de todas formas, me molestó un poco, porque parece que retrocediera, en lugar de avanzar.
   Me sigue gustando que sigan teniendo en cuenta monstruos que no son tan conocidos, como en este caso los telekhines (yo no había escuchado de ellos) y también que nos den sus descripciones breves  y el papel que se suponen que han desempeñado con dioses y semidioses, lo que no convierte esto en un libro de texto, pero tampoco nos deja tan al aire en cuanto a una cultura que no es propiamente la nuestra. Eso sí, como había dicho antes, yo recomiendo que sigan investigando por su propia cuenta, porque hay más cosas que podrían saber y que pueden venir a ser importantes en otras entregas de esta u otra saga.

-¡Veneno! -exclamó Grover con un gañido-. No dejéis que os toquen esas cosas o...
-¿Moriremos? -aventuré.
-Hummm... después de demenuzarte y hacerte polvo lentamente, sí.
-Mejor evitemos esas espadas -decidí.

   2) Personajes: No es de extrañarse, ¿eh? bueno, de hecho, creo que muchos pudieron pensar que colocaría esto como un punto limbo debido a Rachel y Grover, pero no. Porque soy muy buena, y esto es lo que hace la gente buena. A ver, por qué no lo he puesto gracias a ellos, Rachel me cae fatal, sí, pero es su personalidad, no podemos agradar a todo el mundo, la chica me molesta, ya quisiera yo que estuviera todo el tiempo alejada de Percy y sí, también es porque con su presencia las cosas entre él y mi querida Annabeth se caldean un poco, ya saben, ahora son adolescentes, lo normal es que hayan celos, Percy es un chico guapo (o eso cree mi corazón de madre), pero sí, Rachel también es un personaje complejo, con sus cosas buenas, sus cosas malas y se me hace bastante realista, así que no podría ir por la vida bajándole puntos solo porque no me agrada. Y con Grover pasa casi lo mismo, es un personaje bien hecho, mi único problema es que lo que a mí me atraía al principio de él, esa personalidad absurda y maja, ha ido cambiando, casi que no parece que fuera el mismo, pero esas cosas suceden en la vida.
   De los personajes secundarios, tales como Quintus, Beckendorf, Clarisse y bueno, en realidad todos los demás, no tengo queja alguna. Siempre han estado por allí pululando, algunos en mayor o en menor medida y se empieza a notar un poco más de su participación, se involucran en los acontecimientos, lo que da a entender que van a estar muy presentes en el siguiente, (que es el final). Me gustan porque todos son muy variopintos, cada quien tiene sus propias habilidades, cosas en las que se desarrollan mejor y poco a poco vamos viendo todo esto.
   Creo que no he dicho esto hasta el momento y es por eso que me abro este pequeño espacio: Por favor, amen a Nico. Este chico es la cosa más bella que vayan a ver jamás. Y si no lo aman, se están ganando una enemiga muy poderosa, chicos. ¡Hija de Hades nada más y nada menos! Podría visitarlos en sus casas gracias a mi viaje por las sombras y matarlos con mis habilidades de arquería de hija de...(upss... que se me ha ido la lengua)
   3) Acción: Antes que nada, demos un aplauso a nuestro querido Grover porque por fin a hecho algo más que tocar la flauta o caerse desmayado, aunque también ha hecho bastante de las dos cosas, pero venga, que por lo menos no es lo único que ha hecho. ¡No los escucho aplaudiendo! Hay que darle ánimos a ver si llega a hacer algo más, que los sátiros que estorban normalmente suelo tirárselos a Cerbero cuando mueren.
La idea me parece ridícula, pero guay.
   Los que ven las reseñas de los libros de fantasía que hago, saben cuan importante es para mí que el libro en cuestión contenga dulces y sangrientas batallas a muerte, y con este libro sigo dándome por bien servida, no son muertes muy explícitas, más bien, suelen decir algo como que, desapareció, pero venga, que son libros dedicados a un publico más bien pequeño, así que puedo entender eso a la perfección y en realidad, lo que me sorprende, es que incluso haya sangre. Pero bueno, nos están dando acción desde el mismo momento en que comienza la historia y así se mantiene todo el rato, incluso hasta el final, no salen de una para estar metidos hasta el cuello en otra, y bueno, qué digo, siempre me encanta eso. Y sí, también sabemos ya que todas estas peleas están muy bien narradas y entendemos a la perfección lo que va pasando. Otra cosa que me agrada, es que parece que fueran subiendo el listón, me gusta que con cada libro los enemigos a derrotar sean cada vez más difíciles, que tenga que incluso unir fuerzas para lograr derrotarlos y eso es perfecto, porque es una bonita alusión a la guerra que tan encima ya tienen estos pobres semidioses.
   ➜Limbo. 
   1) Predecible: De nueva cuenta, estos libros no se caracterizan exactamente por guardar un muy buen misterio, por lo menos no sabe cubrir todos sus flancos. Lo que puede resultar peor en este caso, es que intentan abarcar mucho espacio, así que puede ser que mientras intentaban guardar secretos en un lado, otros se estuvieran destapando, aunque esto claramente puede ser deliberado. La cosa es que, sí, en la mayoría de los casos me sorprendió, digo, si que habían pistas que me pudieron haber llevado a la conclusión de que me estaba equivocando, pero lastimosamente (o grandiosamente, depende por dónde se mire) no les he puesto la suficiente atención y me he quedado sencillamente con lo que me daban; pero el misterio final, ese que nos revelan básicamente al final del libro y por el que hemos hecho el gran recorrido de nuestra vida, ya me lo veía venir, desde la primera vez que Percy soñó con Dédalo, creo.
   2) Aceptación del factor paranormal: Siempre he querido recortarle el nombre a AFP, pero temo que los nuevos (porque sí, soy una persona con esperanzas) no entiendan, así que se queda de esa manera. Esta vez nos remontamos a Rachel, no quise hablar mucho de ella en el libro anterior, estoy incluso segura de que no la mencioné, precisamente para poder hacerlo en esta reseña y no temer por los spoilers, aunque claro, en ese momento tampoco fue tan evidente, la cosa es que Rachel es una mortal que puede ver a través de la niebla, nada raro, en realidad, hay muchos mortales (no tantos, pero bah) que pueden hacerlo, un ejemplo es la madre de Percy. El problema es que cuando ella descubre todo lo del tema de los dioses suelta algo como: 'Lo sabía', bueno, sí, querida, ves cosas que los demás no, pero no por ello crees que estás en lo cierto. La verdad es que yo en su situación hubiera pensado que necesito ir a un psiquiatra y si sale algún tío a decirme por ahí que en realidad si pasa, pues también llamo a la policía, a saber que drogas consume. Tal vez yo también he consumido drogas y lo he olvidado. La cosa es que no es tan normal aceptar algo así, aunque lo vengamos viviendo de antes.

-Ah, se sorprendería, amigo mío, si supiera cuánta gente está dispuesta a pagar por un caballo carnívoro. Son perfectos para triturar deshechos. Fantásticos para aterrorizar a tus enemigos. ¡Ideales para fiestas de cumpleaños! Los alquilamos continuamente.
-¡Es usted un monstruo! -decidió Annabeth.
-¿Cómo lo has descubierto? ¿Por los tres cuerpos?

   Final. 
   Creo acertar al decir que de todos los finales que ha tenido esta saga en particular hasta el momento, éste es mi favorito y no solo porque casi que de lo último que sale es Nico, aunque eso también ayuda un montón, digo, es Nico bebé; pero bueno, que no es el único factor decisivo, lo que pasa es que visto lo visto durante todo el libro, las expectativas se ponen calientes, y siendo que el final es abierto, más que nunca, porque casi que nos dejan con la primera frase que va a decir Nico acerca de cómo ganar la guerra, pues las ansias carcomen para coger el siguiente. Y yo no soy nadie para negarme a tal belleza, así que eso mismo he hecho.

   En conclusión, La batalla del laberinto, es un libro magnifico, a pesar de contar con errores que son en realidad muy comunes entre lo que es literatura middle grade, hasta el momento viene siendo mi favorito. Y no entiendo qué están haciendo, por qué no van corriendo a leer esto. ¡Está aprobado por Lexie!

   VALORACIÓN.

¿Y ustedes, qué piensan? ¿Han leído el libro? ¿Les gustaría hacerlo? No, ¿Acaso quieren a un Hades furioso en sus casas?

5 comentarios:

  1. HOLA!
    Me quedé en el segundo libro bcs el primero se me hizo eterno.
    Espero darle una oportunidad y llegar al último al igual que tú
    Saludistos desde femmebookfreak.blogspot.mx/
    Te sigo leyendo ♥

    ResponderEliminar
  2. Hola Ale, me alegro mucho que te haya gustado, pero como no conozco nada de Percy Jackson me dejas en la luna con las reseñas jaja y creo que tienes una MALSANA OBSESIÓN con Nico, creo XD
    Nos leemos linda
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. ¡Hooola guapa! Mucho éxito en el exámenen, ya verás que todo va a salir bien.
    Qué padre que te haya gustado el libro, salvo por esa Rachel jajajajaja, a mí tampoco me agradó, creí que apareció un poco de la nada, pero bueno, que va funcionando el personaje en los siguientes libros. Sí, como que hacía falta alguien entre Percabeth para crear cierto salseo jajaja, eh, Grover, no me acuerdo mucho, pero sé que me gustaba, o sea, no se compara con muchos de los otros personajes del tío Rick pero pff, ahí está. NICO BEBÉ es la cosa más hermosa del mundo. Ciertamente sufre una evolución enormísima, o sea, se vuelve en este chico taciturno que da la penita del mundo. Espero que los demás del tío Rick te gusten muuucho :D
    ¡Beeesitos! :3

    ResponderEliminar
  4. ¡Hoola! Leí hasta el tercer libro de la saga y la dejé bastante de lado, no sé por que la verdad. Son unas novelas que si, me entretienen mucho, pero nada más, así que no sé si voy a seguir con la saga. Me alegra que tu hayas disfrutado de la cuarta parte

    Un besote

    ResponderEliminar
  5. Hola de nuevo malvada.
    El otro día leí esta reseña, no pude comentarla porque estaba en el celu, y mi celu es malvado como mi corazón. Y dije ¡Malvada lex, ¿Como se atreve a decir algo así de mi Percy? Jjajajaj. La verdad que este es al único libro que le he encontrado un error. Y es que una parte, en el final, pasa muy rápido. Mi sentido materno también despierta con el sesos de alga y sus amiguitos. Sobre todo en el primero, que me producen tanta ternura todos. Los adoro.

    Bueno, no sabia que pensabas eso de Grover. Es verdad que en ladrón del rayo era muy divertido y en el resto no tanto. Pero en el ultimo si que me hizo reír con sus estupideces. Y lo siento Sis, pero yo no puedo amar a Nico. Es verdad que no me desagrada, pero siempre me ha dado un poco igual. Ahora veré sin en los héroes del olimpo me animo a amarlo. Cruza tus dedos, hija de Hapolo.

    Este libro me hizo entrar en desesperación, porque quedó tan continuado que grité de frustración. Y no podía encontrar el ultimo en ninguna parte. Sufrí tanto. Espero que no te niegues a la ultima maravilla, porque lo amo y tienes que leerlo, porque sí. Porque yo lo digo. Y si no lo disfrutas y sonríes como una idiota con cada cosa que sucede, me apareceré por tu casa y la quemaré. Junto a todos tus libros mas queridos, muajajajajajajajajajajajjajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajajaja. Y si tienes gato, lo secuestraré :D

    Me estoy poniendo al día con tus reseñas, jaja. Por eso estoy aquí stalkeandote. Se nota que eres hija de Hades, porque aun peleas con la pobre Hannah Baker.

    Un besote del mal :D

    ResponderEliminar