11.8.15

The Vampire Stalker.

Título Original: The Vampire Stalker.
Autor: Allison Van Diepen.
Año de Publicación: 2011.
Género: Romance - Ciencia Ficción.
Autoconclusivo.

¿Qué pasa si los personajes de una novela de vampiros dejan su mundo, y entran en el tuyo? 
Amy está enamorada de alguien que no existe: Alexander Banks, el apuesto héroe de una popular serie de libros sobre vampiros. Entonces, en una noche Amy conoce a un chico que extrañamente se parece a Alexander. 
 De hecho, él ES Alexander, ha escapado de las páginas del libro y está siguiendo a un vampiro malvado llamado Vigo. 
Juntos, Amy y Alexander rastrean a Vigo e investigan cómo y por qué Alexander cruzó. Pero cuando empiezan a enamorarse, Amy se pregunta si aún quiere que vuelva al reino de la ficción.


Segundo libro de este mes que me atrapa con solo leer la sinopsis. Y es que, bueno, qué booklover fangirlera como yo, no estaría encantadísima con que su chico favorito de algún libro, o tal vez hasta varios chicos favoritos de distintos libros; de alguna forma llegaran a este mundo y se enamoraron de nosotras. Y como yo he soñado tanto con ese hermoso momento, la sinopsis del libro me pareció de lo más interesante e irresistible.
Empezare hablando de la protagonista, Amy; una chica común y corriente, amante de los libros, sobre todo la trilogía Otherworld. La verdad es que tener a otra booklover como protagonista me emociono mucho, y hay que abonarle la parte en la que cumplió el sueño de cada una de nosotras: conocer a su personaje literario favorito. Si bien, ella se me hizo un poco llorona, siempre en este tipo de historias logro comprenderlas. Quiero decir, ella se sale casi completamente del mundo que conoce y se embarca en una historia parcialmente salida de un libro. Realmente, nosotras estriamos peor. Por eso la comprensión me invade, y no puede llegar a molestarme que llore de vez en cuando.
Y ahora, tengo que hablar de Alexander, porque Alexander es el sueño de toda chica. Y no solo hablo de su forma de ser, el típico chico malo, frío, que no muestra bien sus sentimientos hasta que llega la chica que lo cambia. Ni tampoco de sus perfectos modales dado el mundo paradójico en el que vive. Sino de que es el chico perfecto que salió de un libro. Yo, personalmente sueño con inventar una máquina que saque a personajes de libros para lograr encontrar el amor de mi vida.
Si bien, la relación de estos dos, por parte de Alexander se me hace poco creíble, me encanto; por que me metí el cuento de que nos puede pasar a cualquiera de nosotros, y eso me puso a fangirlear.
¿Por qué no me lo creo de parte de Alexander y si de Amy? Sencillamente porque Amy ya estaba enamorada desde que pensaba que él era solo un personaje de un libro, y si estaba enamorada desde eso, supongo que al conocerlo el sentimiento sencillamente se intensifico, solo que para ella fue un poco difícil reconocerlo. Y Alexander, solo pudo pasar un poco de tiempo con ella, y compartieron muy poco. Si bien creo posible que le empezara a gustar, no creo que eso tan rápido como transcurrió el libro, se haya intensificado tanto como para amarla. Y de igual forma, a pesar de eso, no podía dejar de babear con la relación que ambos tenían.

"...Decir su nombre era tan extraño. Lo había dicho muchas veces antes, pensado más veces de las que podía contar. Pero nunca había esperado decírselo en la cara. En mi mente aturdida, me di cuenta de que mi mayor sueño se había hecho realidad: Alexander Banks estaba aquí...."

Ahora bien, creo que los personajes secundarios fueron incluidos de una forma muy tonta y poco creíble. Como lo fue la Sra. P., la bibliotecaria del colegio, que digan lo que digan, no fue trascendental en ningún aspecto de la historia, salvo tal vez, dar la explicación de como Alexander llego a este mundo, y aunque tal vez fue muy viable en la historia, me pareció muy ridículo.
Además de ella, también se encontraban las amigas de Amy, Luisa y Katie, que aunque se hallaban desde el principio muy unidas a nuestra protagonista, entraron en la trama de la historia como si en realidad fuera de lo más normal, y encontrarse con personajes de libros sucediera todos los días.
El único personaje que me pareció fue bien introducido en la historia, fue Vigo, el vampiro malo al que todos buscaban acabar y que al parecer era muy sexy. Y lo que me gusto es que entrara a escena como un vampiro de verdad, en busca de un cuello que morder. Y más de la mitad de la historia pense en Vigo como el que mejor llevaba su papel en toda la historia, hasta que me di cuenta de que... se adapto demasiado rápido.
¿Qué quiero decir con que se adapto demasiado rápido? Pues, en el caso de Vigo, al igual que en el de Alexander, y más tarde Hannah y James, hago referencia a que se adaptaron muy rápido a la tecnología, a los avances del mundo. En la época de la que ellos vienen, quiero decir en su mundo paradójico, después de la aparición de los vampiros, su mundo no continúo avanzando, por lo que nunca llegaron a conocer un teléfono o una computadora. Pero al cruzar a este mundo, casi que no tienen que enseñarles nada, ellos misteriosamente saben manejar muchas cosas que hay en esta época pero que en la suya nunca llegaron a existir,

"...Mire por la mirilla y di un suspiro de alivio. 
 Abrí la puerta y tire mis brazos al rededor de Alexander. 
-Estás bien. ¿Lo hiciste...?..."

Una cosa que me gusto mucho de esta historia, fue que los vampiros fueran malos. Quiero decir, últimamente hay muchas historias de vampiros, pero todos son buenos, quieren la paz mundial y viven una vida como si no fueran vampiros. Y bueno, aunque eso no esta mal, ya que todos merecemos ser felices sin importar donde ni con quién, me gusto que esta historia se fuera más a lo clásico, al primer tipo de vampiros que yo conocí y que probablemente mucha gente también lo hizo. Vampiros como Drácula.
Si bien con Hannah, podemos encontrar una excepción, no es exactamente de mucha importancia. Bueno, digo que ella aunque se de mucha importancia en Otherworld, aquí no lo es, y cuando aparece, que fueron como dos capítulos, no hace ni dice nada realmente importante. Además de eso, en todo existe una excepción, y en este mundo lleno de vampiros malos que están dispuestos a sacar cada gota de sangre de tu cuerpo, ella puede ser esa excepción.
Hubo algo que me dejo con muchas ganas de saber más, y eso fue el mundo del que venían ellos. Me hubiera gustado mucho que indagaran un poco más en él, pues me hubiera encantado saber que era lo que tenía para que tanta gente estuviera encantada con él. Y por qué de todos los libros que probablemente Amy había leído, ese exactamente, era el que más le gustaba.
La historia en sí, se me hizo muy corta, realmente es una lectura muy rápida y amena, aunque no genera ningún tipo de sentimiento más allá de una alegría irremediable. Pero en ningún momento sentí que fuera a llorar, ni sentí nervios por el destino de los personajes, todo fue tan predecible que no logre sentir sorpresa.
El final de este libro, era algo que ya me esperaba. Pero sigo encantada con él. Es el simple hecho de que yo siempre quise, y de que aún tengo la esperanza de que algo parecido me suceda a mi. Bien por Amy, que pudo lograr mi sueño. Voy a caminar sola en la noche por un parque a ver si me funciona su estrategia.
¿Lo recomiendo? Si, lo recomiendo como un libro para pasar el rato, dado a que no tiene una gran trama, ni nada; pero si que sabrá atraparte y hacer que lo leas hasta que ya no quede ni una sola página, y luego de eso, ya puedes descansar feliz e irte a dormir tranquila.

VALORACIÓN. 



Estoy consiente de todos los fallos que tuvo esta historia, y que me estoy dejando llevar por una tontería. Pero por Patch, estoy más que encantada con la idea de este libro. Y si no fuera por todos los errores que este presenta, seguramente lo habría valorado en cinco. Sin embargo, no fui capaz de darle menos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario